viernes, 9 de mayo de 2014

I'll be there for you (Día 5)

¡Hola a todos!

Ayer deje el tema de los amigos un poco en el aire.

Hoy es el cumpleaños de una de mis mejores amigas. La conocí en el primer curso de la Universidad en la revisión de un examen. 

Se que soy rara avis, pero creo firmemente en la existencia de la amistad entre chico y chica (y chica-chico por supuesto). De mi circulo íntimo de amigos, prácticamente la mitad son chicas.

Lo que pasa es que somos diferentes, contribuimos a la amistad con cosas distintas.

Los chicos entre nosotros nos aportamos seguridad, buenos ratos, compresión... Muchas veces, transmitimos más con una palmada en la espalda que con una conversación. Puede que a veces parezcan hechos simples, o de poca confianza, ir a tomarse una caña, ver un partido de futbol, si sabemos que la otra persona lo está pasando mal. Podría tomarse como el acto que haría simplemente un conocido. Pero no es así, cuando compartes esos momentos con amigos de verdad te das cuenta de que estarán a tu lado aunque vengan las cosas mal dadas. No se explicarlo muy bien con palabras, pero seguro sabéis a que me refiero.

Con las chicas, al menos yo, he tenido relaciones de largas conversaciones y ellas aportan un punto de vista siempre muy interesante. Aquí, más que palmadas en la espalda, es saber cuando dar un abrazo. La chica de la cual hoy es su cumpleaños el otro día me confesó una hecho que me sorprendió:

"Eres una de las pocas personas que solo con verme sabe cuando necesito un abrazo"

Me hizo sentir inmensamente orgulloso. 

Tengo una teoría acerca de esto, quizás existen demasiadas palabras, quizás perdemos el tiempo en encontrar segundas o terceras intenciones en palabras que nos dicen. Quizás hemos perdido un poco el significado de un abrazo, una mirada, una sonrisa,... quizás deberíamos recuperar el poder de esos pequeños actos. Quizás las cosas fuesen a mejor. Quizás...

Si hay una canción que nos recuerde un grupo de amigos esa es "I'll be there for you" de The Rembrandts (La sintonía de la serie Friends).


"Your mother warned you 
there'd be days like these
but she didn't tell you 
when the world has brought you down to your knees


But...
I'll be there for you"


Tu madre te avisó
de que habría días como estos,
pero no te dijo (no te avisó de)
cuándo el mundo te pondría de rodillas.


Pero...
yo estaré allí para ti.


Habrá dias duros, pero siempre serán más fáciles si puedo apoyarme en mis amigos.





¡Hasta pronto!